Comprar en Medellín

Vitrina Comercial

Los mejores centros comerciales

Los mejores centros comerciales de Medellín y su área de influencia los encuentras reseñados en la vitrina comercial de Comprar en Medellín.

Ha sido un proceso paulatino desde la aparición del primero de estos formatos en 1972, el centro comercial Sandiego, pionero en la ciudad y el país.

Le siguieron los centros comerciales El Paso en 1977, El Diamante en 1978 y Oviedo en 1979.

En la década de 1980, surgen los centros comerciales Camino Real (1.980), Almacentro (1982) y Villanueva (1982).

El Obelisco se inaugura en 1990, Unicentro en 1991, Vizcaya en 1994 y El Tesoro en 1999.

De esta manera se mejora y amplía la experiencia de Comprar en Medellín.

  

Cambios en el POT

Como consecuencia de la apertura económica de la década de los años 90, se da el colapso de la industria tradicional de la ciudad. 

Ello a su vez conduce a que, en la primera década del nuevo milenio, se establezcan nuevas orientaciones en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). 

Se configura así un nuevo paisaje urbano en el que aparecen centros comerciales en los terrenos de tradicionales empresas, especialmente textiles.

Es el caso  de Los Molinos (2006) que se construye donde operó Paños Vicuña y Premium Plaza (2007) donde funcionó Pintuco.

Después se levanta Viva Laureles (2012) donde fue la sede de Telsa (Tejidos Leticia) y Florida (2013) en parte de los terrenos de Confecciones Colombia.  

Tour virtual de compras

La Vitrina comercial de Comprar en Medellín hace un recorrido por los principales centros comerciales que operan en la ciudad.

También reseña los más reconocidos establecimientos de este tipo, ubicados en otros municipios del Valle de Aburrá y el Oriente Antioqueño.

Los centros comerciales de la ciudad están agrupados por sectores (Zona Sur, Zona Occidente, Zona Centro y Zona Norte) y los de fuera de la ciudad en Otros municipios.

Iniciemos el recorrido virtual de compras por el sur de la ciudad, que es una exclusiva zona, con excelente hotelería.

También tiene muy buena gastronomía, sitios para diversión y la rumba, así como negocios comerciales y financieros.